NOVEDADES

Viaje a Japón | Tentaciones de Japón 7 días

Viaje a Japón

Mi aventura por el Sol Naciente

Viaje a Japón

He tenido la suerte gracias a Nego, a la compañía aérea KLM y la invitación del receptivo en Japón JTB, de conocer de primera mano el programa «Tentaciones de Japón» para descubrir el producto y poder contárselo a nuestros viajeros.

Fue toda una experiencia, nunca olvidaré este Viaje a Japón y ya no sólo por lo mucho que me gustó, también porque fue un poco «accidentado» 😉. Os cuento;

Lo primero de todo contaros que tenía una pequeña lesión medular diagnosticada, consulté con los médicos si podía viajar y me dijeron que no había ningún inconveniente, así que me embarqué en esta aventura con mi medicación y mucha mucha ilusión.

Salimos desde la T2 de Madrid con KLM escala en Ámsterdam de una hora (demasiado justo ya que es un aeropuerto muy grande y con mucho tráfico)  y llegada a Tokio.

El trayecto en total fue de aproximadamente unas 15 horas.

Llegamos a Tokio por la tarde, y al bajar del avión me noté mucha debilidad en las piernas. En esos momentos pensé que sería por tantas horas de vuelo, pero por desgracia fue mi problema medular que había empeorado 😕

Allí nos estaba esperando el corresponsal del receptivo para ayudarnos con el traslado hacia el hotel.

Nos alojamos en el hotel New Otani Garden Tower 4*, enorme y muy céntrico. Me gustó mucho, son dos torres. El personal no podía ser más servicial, las habitaciones muy cómodas y todo muy muy limpio.

Una cosa que me llamó mucho la atención conforme llegamos es que nos avisaron de que está prohibido fumar en la calle. Sólo hay algunos lugares habilitados para ello. Están señalizados con la palabra «Smoking Room» similares a una parada de autobús. Esto puede ser algo trivial para los no fumadores, pero para la gente que fuma puede suponer algún «problemilla» 😣

Una vez instalados en el hotel, nos hicieron una visita guida para conocer los distintos tipos de habitaciones y las instalaciones. Tenían dentro del hotel una Smoking Room, buena noticia para los fumadores 😉

Después, salimos a cenar ya que no llevábamos la cena incluida. Justo enfrente había muchos bares donde poder comer a un precio mas asequible ya que en el hotel era bastante más caro.

Y ya ese día fue descansar y poco más ya que el Jet Lag nos pasó factura 😂

Ah, os tengo que contar lo del baño, el váter es demasiado moderno, fue una risa, tienen muchos botones, con agua, sonidos…  hasta  un botón con truenos y relámpagos para poder hacer «tus necesidades» sin miedo a que se oiga fuera. Una compañera nos contaba que no podía más de la risa ya que le dio sin saber lo que era y luego era incapaz de apagar ese sonido 😅😅

Día 2 Viaje a Japón. Visita por Tokio

Comenzamos el día temprano con el desayuno buffet, tenían 2 restaurantes para ello, uno en la azotea y otro en la planta baja. Había una parte japonesa y otra europea / americana.

La comida riquísima y como dato curioso el café muy muy bueno (cosa difícil de encontrar en otros países)  y te lo servían ellos.

A continuación, nuestro guía, Osamu nos recogió en un autobús para empezar la visita turística.

Primera parada: Palacio Imperial

Es un gran jardín en el que destaca la puerta Otemón, muy popular y turística.

El palacio no lo pudimos visitar por dentro aunque hay visitas guiadas para ello.

El recinto está protegido por gruesas murallas rodeado de jardines que contrastan con los modernos edificios del centro de Tokio. Allí es muy habitual ver familias, ciclistas, corredores… disfrutando del entorno del palacio ya que es libre el acceso.

viaje a japon

Segunda parada: Santuario Meiji , barrio Asakusa Kannon con la calle comercial Nakamise

Santuario Meiji

Después nos dirigimos en autobús al Santuario Meiji, situado en pleno centro de Tokio y dedicado al ex-emperador Mutsuhito.

Son varios Torii de madera y cobre dentro de un bonito bosque, se puede entrar en ellos y son de los más populares de Japón, un imprescindible.

El Santuario está formado por dos espacios diferentes, la zona interior donde están los edificios del santuario y el museo del tesoro y la zona exterior formada por una galería de grandes murales que muestran la vida del emperador.

Allí también podías hacer algunos rituales como por ejemplo:

  • Verter agua con una especie de cacillos que es algo que hacen para atraer la buena suerte
  • Lavarte las manos en la fuente de ablución temizuya,
  • Lanzar algunas monedas en la caja de ofrendas del santuario,
  • Un ritual que consiste en una pequeña reverencia, das dos palmas y o bien pides un deseo o realizas un rezo seguido de otra reverencia… entre otras.

Fue una visita muy agradable y relajante, paseamos por allí, vimos sus costumbres y hasta una boda sintoista.

Templo Senso-ji & Calle Nakamise

Este templo está situado en el barrio de Asakusa Kannon, es el templo budista más antiguo de Tokio.

Una de las maneras más típicas de acceder al templo es a través de la puerta de los truenos, que es la puerta exterior y símbolo del barrio.

Una vez que cruzas esa puerta puedes ver un dragón tallado en madera, impresionante y a ambos lados de la misma representaciones de los dioses que guardan el templo, el Dios del Viento y el Dios del Trueno.

También podemos ver las estatuas de dioses dragones que toman forma humana y guardan la entrada al templo.

En este templo también había rituales para atraer la buena suerte.

En cuanto a la Calle Nakamise, pegada al templo es muy famosa por la gran cantidad de pequeñas tiendas de souvenirs y recuerdos para los turistas, no pude evitar la tentación y cayó un Maneki Neko 😅

Tercera parada: Barrio de Ginza

Este es el barrio más moderno de Tokio, aquí comieron y estaba prevista la excursión (opcional) que se hace en metro y se visita:

  • Odaiba (isla artificial con edificios futuristas)
  • Bahía de Tokyo (paseo en autobús acuático)
  • Edificio del Gobierno Metropolitano de Tokyo (mirador)
  • Cruce Scramble en Shibuya

Por desgracia yo no pude visitar nada de todo esto debido a que la flojedad en mis piernas era cada vez mayor y nuestro guía me advirtió que habría que andar mucho y había muchos escalones por lo que no era nada aconsejada en mi estado. Así que no me quedó otra que coger un taxi y volverme al hotel.

Para mi sorpresa el precio del taxi era bastante asequible, eso si, os recomiendo que llevéis una tarjeta de datos en el móvil (muy aconsejable) ya que la mayoría de taxistas no saben inglés, solo japonés y te piden que les enseñes el móvil con la dirección donde quieres ir.

Mientras mis compañeros estaban en la excursión yo comí en el hotel, en el buffet, la comida muy buena y mucha variedad pero igual que los taxis los vi asequibles aquí la comida no lo fue tanto, alrededor de 40€ al cambio pero no pude ir a otro sitio por como me encontraba.

Mis compañeros me contaron a la vuelta de la visita que merecía mucho la pena pero volvieron muy cansados, importante calzado cómodo.

Me comentaron que lo que más les llamó  la atención fue la réplica de la estatua de la libertad, el cruce Scramble (que tienes que cruzar corriendo cuando te avisa un policía) y el autobús acuático.

Día 3 Viaje a Japón: Tokio – Hakone – Tokio

Hoy empezamos a las 8 de la mañana y yo ya estaba cada vez peor, la noche anterior me caí en el hotel porque las piernas cada vez me fallaban más y se portaron genial, incluso me llevaron en una silla de ruedas a la habitación, aún así continué con lo previsto para este día, gracias a nuestro guía que avisó al autobús y llevaban una silla de ruedas para cuando me hiciera falta.

Para empezar fuimos en autobús hasta el puerto donde se coge un crucero por el Lago Ashi para llegar al Parque Nacional de Hakone, las vistas eran increíbles.

Después, una vez en el Parque aprovechamos para hacer fotos a muchos Toriis y empaparnos un poco más de su cultura. (Por desgracia yo no pude entrar en algunos ya que había muchos escalones para llegar a ellos)

A continuación, comimos el almuerzo  en un restaurante local, probamos muchos platos típicos japoneses.

Después nos dirigimos al Museo al aire libre de Hakone donde si pude entrar con la silla de ruedas.

Tengo que mencionar que me llamó mucho la atención lo poco accesible que era la ciudad, nada que ver con España donde todos los edificios públicos son accesibles, es más, no vimos a nadie en toda la semana en silla de ruedas, con lo adelantados que están para unas cosas en Japón y en esto tan atrasados 😪

El Museo es un gran parque de esculturas que juegan con la naturaleza, no os podéis perder la escultura sinfónica, es una obra de arte de vidrio, ni la exposición interior de Picasso con 300 de sus obras, es impresionante.

Al finalizar esta visita ya vuelta al hotel a descansar.

Esta noche tampoco me pude ir a cenar con mis compañeros, estaba cada vez peor y esta vez cene en la habitación, tienen un Room Service que ya no es tan caro como el Buffet (hamburgesa con patatas fritas y un refresco 20€)

Experiencia con el Seguro médico

Cómo ya me había caído dos veces y lo de la fuerza en las piernas iba a peor día a día, llamé al seguro que llevaba contratado con AXA. (ni se os ocurra, NUNCA, viajar sin seguro)

Me dijeron que me dirigiera a un hospital que ellos me indicaron (Hospital Internacional) , llamé un taxi y me acompañó al hospital un guía del grupo de Negro, no podía ir sola.

Allí nos trataron muy bien, entramos por urgencias, nos tomaron los datos y enseguida nos llamó el médico.

Lo gracioso de la situación es que teníamos que explicarle todo en inglés y tuvimos que comunicarnos todo el rato gracias a Google Translator.

Me hicieron análisis de sangre y un TAC de la cabeza (ya que llevo una válvula intracraneal) todo lo que puedo decir de ellos es que el trato fue magnifico en todo momento, muy amables y cariñosos, muy profesionales.

Lo único, no me quisieron medicar por miedo a alguna incompatibilidad con mi tratamiento en España, pero quería contar la experiencia para que sepáis que si alguna vez tenéis un problema en el extranjero, llevando el seguro podéis estar tranquilos.

Allí tuve que pagar el taxi pero a la vuelta, en España, el seguro me pagó tanto el taxi como las llamadas internacionales que tuve que hacer al seguro.

Da gusto saber que las cosas funcionan bien aunque hubiera preferido no tener que probar el seguro 😅

Día 4 Viaje a Japón: Tokio – Kyoto – Nara – Kyoto

Templo Todai-ji

Comenzamos el día temprano como siempre.

Nos esperaba el guía en el Hall y nos recogían las maletas ya que esta noche la pasaríamos en Kyoto.

Cogimos el tren bala hacia Kyoto, se llama tren Nozomi (unas 2 horas aproximadamente el trayecto).

Es importante cuando llegas a la estación el estar justo en la puerta correspondiente ya que sólo hay un minuto para entrar al tren. Algo que me chocó es que el tren es mucho más cómodo que el avión, mucho espacio entre asientos, grandísimo… nada que ver con un tren español.

Ya llegamos a Kyoto y un autobús nos estaba esperando que nos llevaba a Nara.

Hicimos una parada antes de llegar a Nara para visitar el Santuario Fushimi Inari (con miles de pórticos “torii” del típico color rojo)

Experiencia en restaurante japonés

Para comer fuimos a un típico restaurante japonés donde la comida te va pasando por delante y lo hacen en vivo, vas cogiendo platos y guardándolos y pagas al final a razón de los platos vacíos que te quedan (algo similar a los pinchos de los vascos) .

He de reconocer que el sushi que sólo había probado en España no era un plato que me agradara mucho y sin embargo aquí me encanto.

Ya en Nara visitamos el  Templo Todai-ji donde se encuentra la estatua de Buda colosal.

El templo si que era accesible y lo pude visitar con la silla de ruedas, era inmenso. La visita al Templo comienza con la puerta Nandaimon, un gran portón de madera custodiado por dos guardianes Mio (dos estatuas que son tesoros nacionales).

Una de los lugares más típicos para los turistas es un pilar de madera con un orificio que tiene el mismo tamaño que el agujero de la nariz del Gran Buda, los turistas hacen cola para intentar pasar el agujero ya que se dice que el que consiga pasar por él conseguirá iluminación en su próxima vida. Ya os podeís imaginar que yo me he quedado sin iluminación para mi próxima vida 😂

Parque Nara

El Parque Nara es el hogar de unos 1200 ciervos Sika que están muy acostumbrados a los visitantes, puedes disfrutar de su compañía sin ningún peligro y llama mucho la atención verlos tan tranquilos en medio de tanta gente.

Además puedes ver la Pagoda de 5 pisos del templo Kofukuji, la segunda más alta de Japón.

Tras finalizar la visita al parque, el autobús nos llevó a el que iba a ser nuestro alojamiento en Kyoto, el Kyoto Tokyu Hotel 4*.

Esta vez también era céntrico y grande aunque no tanto como el de Tokyo.

Las habitaciones estaban bien pero me chocó bastante también aquí el tema de «accesibilidad» totalmente inexistente en este caso ya que dentro de la habitación, para entrar al baño había un escalón de unos 30 cm aproximadamente, una gracia en mi situación.

Además en el Hall, para llegar a recepción hay escaleras mecánicas y la única manera de acceder con silla de ruedas era con un ascensor que estaba en la parte de atrás, mucho más lejos y difícil de encontrar.

Para cenar, había un restaurante justo enfrente del hotel y mi compañera y yo fuimos a cenar allí, otra vez un montón de escalones para entrar y sin ningún otro acceso, así que subí como pude aunque estaba cada vez peor. En este caso relación calidad precio bastante bien.

Día 5 Viaje a Japón: Kyoto

Este día de Viaje a Japón fue muy movidito, en el planning teníamos un montón de cosas por ver:

Primera parada: Templo Tenryu-ji y Bosque de Bambú Sagano

Este Templo destaca por su jardin Zen (yo que sólo los había visto uno en miniatura me quedé gratamente impresionada) en especial su diseño que cuenta con un gran estanque donde puedes ver el reflejo de los arces en el agua, es una imagen cuya belleza no puede capturar una foto 😍

Junto a este Templo está el Bosque de Bambú, famoso por la leyenda de que un paseo por este santuario vegetal te aporta una depuración del alma, por desgracia esta vez tampoco pude purificar el alma ya que me tuve que quedar cerca del autobús por consejo del guía (había muchas escaleras para llegar a él)

Como anécdota nos tomamos un café de maquina en lata y para nuestra sorpresa estaba caliente, y no poco!! por cierto estaba bastante rico 😋

Segunda parada:  Templos dorado y Sanjusangendo.

Después nos fuimos en autobús hasta el Templo Kinkaku-ji, uno de los más famosos de Kyoto. Es un templo Zen cuyas paredes están cubiertas de pan de oro. Cuando uno entra en el recinto del templo te encuentras con un estanque al que llaman «espejo de agua».

Al pasar el estanque llegamos a la residencia del monje principal y por la parte trasera del templo accedes a los jardines que tienen el diseño original del S. XV, no veáis lo bien cuidados que están para tener tanto tiempo! 😅

Tras esta visita nos dirigimos al este de Kyoto para visitar el Templo Sanjusangendo, este famoso por contar con 1001 estatuas de Kannon, todas ellas diferentes. No está permitido hacer fotos dentro, por lo que no es tan visitado como otros, pero yo, como buena española que soy tenía que arriesgarme para enseñaros al menos una 😎

En estos templos si que pude pasar con la silla de ruedas, lo único es que no puedes entrar con zapatos, tienes que entrar descalzo, así que en mi caso, en vez de zapatos me tuve que cambiar de silla por una que me dejaron ellos limpia.

Tercera parada: Barrio de Gion y casco antiguo

A continuación de las visitas a los Templos paramos a comer en un centro comercial, un buffet de comida japonesa.

Después, por la tarde nos llevaron en el autobús a la parte moderna para poder llegar al Barrio de Gion, famoso por ser el barrio donde más Geishas puedes encontrar.  El barrio es una maraña de calles estrechas, el típico barrio japones lleno de bares.

Una compañera y yo fuimos por esas calles y tras unas cuantas vueltas nos perdimos del grupo, no conseguimos encontrar lo que buscábamos, el teatro de las Geishas y ni los taxistas nos sabían indicar ya que no hablan inglés y no teníamos datos en el móvil para poder comunicarnos.

Viéndonos las dos solas y separadas del grupo hicimos una parada en un bar típico de allí para descansar un poco y volvimos al hotel en taxi (mucho más económico que en Tokyo).

En el hotel nos tomamos algo en su terraza con unas vistas difíciles de olvidar, ya nos quedaba menos de nuestro Viaje a Japón, que pena!

Día 6 Viaje a Japón: Día libre por Kyoto.

Este día del Viaje a Japón lo teníamos libre, a nuestro aire.

Para empezar desayunamos en el hotel.

Mi compañera de habitación y yo planeamos para ese día ver el Palacio Imperial de Kyoto, el parque Kyoto Gyoen, el mercado Nishiki y un centro comercial llamado Asty.

Cogimos un taxi desde el hotel cuyo taxista fue muy amable, le expliqué mi situación, (este si sabía algo de ingles) y nos escribió  un papel en japonés para entregar en la taquilla del Palacio Imperial y poder facilitarme allí una silla de ruedas.

Palacio Imperial y parque Gyoen

En la entrada, sacamos la entrada (unos 10€ aprox) y al darle el papel de taxista una chica muy amable nos dio una silla.

En este palacio también hay que entrar descalzo, mi compañera se tuvo que quitar los zapatos y en mi caso al igual que en otro templo que visitamos me cambiaron la silla por otra limpia, por desgracia eran mis zapatos.

El Palacio era la residencia de la familia real japonesa hasta 1868, luego se restauró la figura del emperador y dejó de darse ese uso para convertirse en lo que es ahora, un lugar para pasear y desconectar del ruido y bullicio del exterior.

Dentro no se pueden hacer fotos pero son estancias de las que te explican el uso que se les daba, es muy grande y digno de ver.

Tiene 9 puertas de acceso, que se llaman Gomon. Tiene dentro un parque enorme lleno de santuarios, riachuelos, árboles… todo en un entorno muy bien cuidado. Además hay un puente que te lleva a la casa del te «Shusui-te» donde puedes degustar alguna de las muchas variedades que tienen, es un sitio muy turístico y fotografiado.

Recomiendo mucho su visita, de hecho es de lo que más me gustó de Kyoto junto con el Barrio de Gion.

Saliendo del parque, había una calle donde había varios puestos de artesanía y uno de ellos con Sake donde te invitaban a probarlo, contra todo pronóstico nos gustó bastante ya que hay de varios sabores y el que nos dieron tenía un toque a limón 😋

Mercado Nishiki y centro comercial

Una vez que terminamos en el Palacio, cogimos un taxi (vuelvo a insistir en que aquí los taxis son mucho más asequibles que en Tokio) que nos llevó al Mercado Nishiki.

Es un carismático mercado callejero que tiene una antigüedad de más de 400 años. Básicamente es una calle muy estrecha con unos 500 m aproximadamente de largo con mas de 100 tiendecillas de comida de temporada, marisco cocinado, dulces, souvenirs… un poco de todo.

Es toda una experiencia que no te puedes perder para sentirme inmerso en las costumbres japonesas, podías ir probando cosas típicas de allí mientras paseabas. Yo no pude resistirme en uno de los puestos de dulces japoneses y comprar 😋

En algunos establecimientos también había sitios donde poderse sentar aunque la mayoría eran para estar de pie.

En muchas de las calles perpendiculares al mercado había restaurantes y probamos suerte en uno de ellos (aunque tuvimos que esperar un rato, todos estaban llenos) y fue una buena experiencia ya que era todo autentico japones e increíblemente bien de precio (bastante más barato que en el mercado).

A continuación, tras comer y descansar un poco en un Starbucks, fuimos hasta el centro y llegamos hasta el centro comercial Asty para ver una de las tiendas más famosas de ropa de Japón «Uniqlo» en la que echamos un vistazo rápido ya que había muchísima gente.

El centro comercial era inmenso, tiendas de todo tipo.

Nosotras buscábamos la típica bebida japonesa, el Sake, nos aconsejaron que ese tipo de cosas las compráramos en un supermercado antes que en las típicas tiendas ya que en esas es todo mucho más caro. Y bueno, alguna botella que otra cayó 😉

Después, sobre las 21 de la noche nos fuimos al hotel tras una intensa jornada de «Japón a nuestro aire» y tomamos algo en la cafetería del hotel.

Nos pedimos una botellita de Sake para brindar por nuestro Viaje a Japón y de comer debido a que era tarde sólo nos podían ofrecer una variedad de dulces que tenían ya preparados, así que… no nos quedó mas remedio 😂😂

 

Día 7 Viaje a Japón: Kyoto – Osaka – Madrid

Por desgracia aquí se va terminando nuestro Viaje a Japón.

Comenzamos con nuestro último desayuno en Japón y bajamos las maletas para que las metieran ya en el autobús.

Después nos dirigimos de Kyoto a Osaka ya que nuestro vuelo salía desde allí. Fue aproximadamente unas 2 horas el recorrido.

Una vez en Osaka fuimos directos al aeropuerto, a la terminal de KLM y yo tuve que pedir asistencia, otra vez se portaron muy bien. Llegó una chica con una silla de ruedas, facturé y una azafata me llevó en la silla hasta la puerta de embarque. Siempre acompañada de mi amiga Chary.

Ya estando allí haciendo tiempo a que abriera la puerta de embarque aprovechamos en un Duty free que había para hacer las últimas compras de despedida.

El vuelo

Al abrir la puerta de embarque me pasaron a mi la primera y la azafata intentó encontrarme un sitio donde no me molestara la gente al salir, se portaron genial en todo momento, y es de agradecer.

El avión era muy cómodo y el vuelo fue muy agradable aunque muy muy largo, unas 12 horas aproximadamente hasta Amsterdam donde hicimos escala y me estaban esperando con la silla de ruedas ya que les habían avisado para la asistencia.

Para el trayecto hasta la siguiente puerta de embarque me llevaron en una especie de coche-carro, desde luego que no me pude quejar en ningún momento y nuevamente volví a tener embarque preferente.

Tras tantas horas de viaje, llegando a Madrid (este vuelo era solo de unas 2 horas) nos comenta el piloto que había demasiado viento y aviones en cola para poder aterrizar ya que no le quedaría combustible por lo que tuvo que desviarse hasta Valencia para repostar y vuelta a Madrid sin poder en todo ese tiempo bajar del avión, con lo cual en vez de llegar a las 19 como estaba previsto llegamos sobre las 22:00 en la terminal 2.

Llegada

Allí también me estaba esperando un chico de asistencia con una silla y nos acompañó todo el rato, incluso a la recogida de equipaje ya que teníamos que ir a coger un autobús Alsa y me dejaron en la misma puerta del autobús.

De hecho, hasta el propio conductor del autobús me ayudó para subir y me dejó sentarme delante, yo sola para que fuera más cómoda y que no me preocupara de nada que para eso estaban.

Todo esto me dejó muy gratamente sorprendida ya que yo por suerte nunca había tenido que utilizar este tipo de servicios de «asistencia» y en España es impresionante lo bien que funciona y lo accesible que es todo a diferencia de como es este caso.. Japón.

Desde aquí mi profundo agradecimiento para todas esas personas que hacen más llevadera cualquier tipo de dificultad que se pueda tener y al grupo de agentes de Nego que me acompañaron y estuvieron pendientes de mi en todo momento y en especial a mi compañera de habitación Chary que se portó muy bien y soportó como una campeona todo lo que le hice pasar.

Como veis fue un viaje a Japon accidentado pero que dio mucho de si y que nunca olvidaré, una nueva experiencia en el Sol Naciente. 😊

Y hasta aquí mi «experiencia» de este inolvidable Viaje a Japón.

Si queréis comentar o preguntar algo estaré encantada de contestar 🙂

Y si queréis ver más opiniones de viajes: https://www.viajesviaverde.com/entrevistas-viajeras/

¿Tienes alguna pregunta?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *